Noticias

Tía Mónica: La historia del Capo hecha mujer

Publicado Viernes, 20 de enero de 2012

• El 10 de marzo próximo, Mónica del Carmen Sáez Molina de 70 años cumplirá 54 años trabajando en el club O’Higgins, tiempo en el que se ha dedicado a una serie de importantes labores que la han convertido en todo un ícono para la hinchada celeste.

Tía Mónica: La historia del Capo hecha mujer Como se dice en buen chileno, ha estado en las duras y las maduras, en las buenas y en las malas, siempre acompañando al Capo de Provincia de sus amores, en los años de bonanza cuando el club lidiaba por avanzar en la Copa Libertadores, también en los años de tristeza cuando el club bajó a segunda. Hoy, trabaja junto a la nueva camada de jóvenes que atienden al público celeste en la Tienda Oficial O’Higgins FC, ubicada en calle Cuevas Nº 226, donde se le ve sonriente y feliz, “pues acá puedo estar en contacto con la gente, que es lo que más me gusta”, reconoce la Tía Mónica. Recuerda que era muy joven cuando recaló en el Capo, “yo pertenecía a la barra del club y el señor, por esos años, Santiago Rebolledo me ofreció trabajo cuando terminé el colegio, le pregunté ¿y dónde voy a trabajar?, aquí po, me dijo” dice la Tía Mónica con su rostro siempre sonriente y el semblante presto para saludar a todos aquellos que suben al segundo piso de la tienda para ver la atención de socios. “¿Y cuándo?, mañana… Y así llegué al club”, recuerda mientras saluda a uno de los socios que se alegra al verla. Llegó a O’Higgins atendiendo público, “yo le ayudaba a la señora Iris Rojas cuando era O’Higgins Braden”, recuerda con nostalgia la mujer que hoy se alegra al trabajar en la tienda, aunque reconoce que .“al principio yo no me hallaba, porque me preguntaba qué voy a hacer, pero ahora ya me encuentro bien, contenta, porque estoy en lo mío con los socios, con la gente que a mí me quiere”, dice esta longeva mujer que ha dedicado la vida entera a esta institución. “En la sede antigua ya estaba media aburrida, porque estaba en la última oficina, no veía a la gente que llegaba ni nada, además que me tenía totalmente absorbida la televisión”, agrega mientras entrega las entradas de convenio que servirán para ingresar a la Noche Celeste 2012. Sabe de fútbol de las tristezas que éste provoca, de ahí que se ilusiona con la llegada de Eduardo Berizzo a la banca del Capo, pues “la mano de los argentinos es otra cosa, mi hijo Patricio (PF cadetes de O’Higgins) estuvo en Argentina cuando se recibió y estuvo tres meses trabajando en Rosario Central aprendiendo todo lo correspondiente al fútbol joven y ahí él nos explicó la realidad del fútbol argentino y tienen otra mentalidad, por eso me agrada la llegada del nuevo cuerpo técnico”, dice con la esperanza de ver a su O’Higgins tocando el cielo antes de que llegue la hora de partir. La Noche Celeste de este 2012 la tiene feliz, pues “encuentro maravilloso que venga un equipo extranjero, hacía falta, para que demostremos en verdad que somos el Capo de Provincia, además que veo que la gente está muy entusiasmada y se han vendido muchas entradas”, recalca esta dama que seguramente estará alentando –como siempre- al O’Higgins de sus amores.

 

Compartir:
  • Imprimir
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks

« Volver