Noticias

Carta abierta de un hincha cruzado

Publicado Lunes, 03 de febrero de 2020

Esta mañana nuestro club recibió esta carta de un hincha de Universidad Católica que queremos compartir con ustedes.

"Mediante el presente, me permito molestar su atención con el fin de agradecer a vuestro equipo y club, el comportamiento deportivo que tuvieron hoy en el Estadio San Carlos de Apoquindo, en ese partido raro que se jugó. Le adjunto una carta que refleja cómo lo vivimos nosotros como hinchas, en mi caso, con mis hijos y mis agradecimientos van hacia su equipo, que siempre quiso jugar, pese a todo. Gracias a ello, mis hijos seguramente seguirán yendo al estadio, lo más probable es que si el partido se suspendía y no se hubiera jugado, nunca más se verían motivados a ir, ya que el susto fue grande, pero por lo mismo, quiero reconocer la actitud de sus jugadores, cuerpo técnico y dirigencial"

"Hoy, Domingo 02 de Febrero de 2020, fuimos como siempre felices al Estadio, a las 17.00 estábamos ya sentados en nuestra ubicación, preparándonos para presenciar el primer partido de todos los que vamos a ver este año en San Carlos de Apoquindo, curiosamente era versus O’Higgins de Rancagua, un equipo por el que guardo cariño porque era el equipo que mi papá me llevaba a ver cuándo pequeño".

"Estábamos ansiosos esperando que comenzara ya el futbol, hasta que apareció un grupo minoritario de personas que no querían que el fútbol se llevara a cabo. Irrumpieron de manera violenta, al parecer realizando una protesta, pero yo que estuve a no más de 30 metros de ellos, jamás me enteré ni entendí cuál era esa protesta o su petitorio, lo único que veía era que no querían que se jugara el futbol. La fiesta del futbol estaba manchándose, mis hijos sintieron mucho miedo, primera vez que veían algo así en el futbol" (...) Mi hijo menor, que tiene casi 8 años, comenzó a llorar de miedo, sus hermanos sentían el mismo miedo y el de 9 años también se quebró y me pidieron que nos fuéramos, sin siquiera haber visto ningún minuto de partido. Mi hijo Joaquín me dijo que no quería venir más al estadio, lo cual, pueden imaginar el dolor que me produjo eso, porque ha sido mucho tiempo, cariño, dinero y varias cosas más las que he dedicado para poder cumplir mi sueño".

"Finalmente el partido se jugó, todo estaba raro, pudimos “celebrar” el último gol y apenas se convirtió ese gol, lo gritamos y aprovechamos la circunstancia para salir hacia el estacionamiento, tomar nuestro vehículo y volver a casa".

"Quiero dirigirme a varios actores del fútbol: A los jugadores de O’Higgins y de la UC, agradecerles porque pese a todo lo que se vivió, jugaron el partido y no permitieron que esos no más de 30 personajes cumplieran su objetivo, claramente éramos más los que queríamos que se jugara, que los que no. El que se jugara fue clave, ya que una vez pasada la tensión de mis hijos y como vieron que nada nos pasó, siento que por parte de ellos no está cerrada la opción de volver a ir al estadio. Al árbitro del partido, agradecer el criterio utilizado dado el contexto de todo lo que sucede, para continuar con el partido y no suspenderlo".

"Vayan para ustedes mis más sinceros agradecimientos y felicitaciones por su actitud deportiva y compromiso con la actividad".

Nuestro club agradece las palabras de este hincha cruzado y lamenta los hechos de violencia ocurridos en el Estadio San Carlos de Apoquindo. Además queremos comentarles que la actitud mostrada por nuestros jugadores y cuerpo técnico no es casual. Nuestro club posee una serie valores que siempre intenta llevar a la práctica y en la cancha (perseverantes, valientes, comprometidos, unidos, leales y profesionales). Creemos que de la mano de estos valores, es la única forma de que el fútbol pueda recuperar su normalidad.

 

 

Compartir:
  • Imprimir
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks

« Volver